¿Qué es fanfiction? [Definición] “¡Mi historia es mejor que la original!”

“¡Mi historia es mejor que la original!”

¿Cuántas veces nos hemos visto un anime o leído un manga con el que no estuvimos satisfechos con su final o el desarrollo en la historia? Con mucho amor propio, llegamos a pensar que nosotros lo pudimos haber desarrollado mejor, pero también cabe la posibilidad de que simplemente nos gustaría que se expandiera el universo de nuestra serie favorita para conocer más acerca de los personajes.

Las ficciones escritas por fans no son una práctica nueva y siempre han existido entusiastas que han logrado crear historias paralelas siguiendo la temática y personajes de otras series. La literatura clásica está llena de este tipo de prácticas, y a lo largo de la historia esta actividad solo se ha vuelto más popular con ayuda de los fandoms. Para conocer más sobre el mundo del fanfiction y las obras de ficción creadas por fanáticos, ¡continúa leyendo!



Fanzine, pastiche y una breve historia del fanfiction

El fanzine es un anglicismo acuñado en 1940 para hacer referencia a revistas creadas por y para fans, mezclando los términos “fan” y “magazine”. A pesar de esto, muchas de estas publicaciones no carecían de calidad, ya que los creadores solían ser profesionales en el ramo o aficionados con mucho conocimiento en el tema. Por otra parte, al ser publicaciones independientes suelen tener poca censura en el contenido que realizan, pero también dan libertad creativa a sus colaboradores para hablar sobre cualquier tema.

Las raíces del fanfiction se remontan a la época clásica, cuando muchas de las épicas griegas tuvieron sus continuaciones gracias a autores anónimos, quienes enriquecieron los relatos de aquella época. Solo falta ver las sagas homéricas y hacer una revisión a la “Ilíada” y “Odisea” para ver la influencia que tuvieron estos relatos en la narrativa griega clásica. A pesar de que en 1930 se comenzó a utilizar la definición de fanfiction para referirse a las obras realizadas por fans no fue hasta 1970 cuando esta práctica ganó terreno, sobre todo por la gran popularidad que obtuvo Star Trek en ese tiempo.

Dentro de las obras basadas en terceros también se encuentran los pastiches, pero a diferencia del fanfiction, que utiliza personajes, elementos y escenarios de una obra dada, el pastiche toma recursos de estos mismos para generar un producto totalmente nuevo. Esta práctica es algo singular, y aunque podemos ver este trabajo en muchos medios, es en el cine y la animación en donde podemos notar más claramente esta actividad. Dentro del anime una de las series más icónicas por llevar el pastiche al siguiente nivel es Cowboy Bebop, llena de elementos de musicales y películas y elementos de la cultura pop que podríamos catalogar de terceros, pero que gracias a una excelente ejecución, todos estos componentes se vuelven parte de su esencia.


El doujinshi, los mangakas independientes y la Comiket

El mundo del manga ha crecido exponencialmente, y la popularidad y demanda de material por parte del mundo occidental han llevado a que cada vez más aficionados —y no tan aficionados— comiencen a desarrollar sus propias historias, ya sea haciendo uso del fanfiction o animándose con obras originales. Esta saturación del mercado ha llevado a que cada vez sea más difícil poder publicar los trabajos en alguna editorial, y entonces aquí es donde entran en escena los doujinshi. Este tipo de trabajos son mangas autopublicados, fanzines en donde los aficionados pueden dar rienda suelta a su imaginación creando mangas que se enfocan en la parodia o bien tratan de ser pastiches utilizando personajes de mangas —aunque también aplica para anime y videojuegos. De igual manera, también es la forma ideal de crear manga basado en famosas obras y personajes occidentales.

Muchas de las publicaciones doujinshi solían enfocarse en el Hentai, un estigma que cargan hasta hoy en día;, pero no todo en el doujinshi es Hentai, y tenemos el claro ejemplo con el grupo CLAMP. ¿Pero cómo puede un fan hacer llegar sus obras a un público mayor? Aunque bien podemos depender de foros de internet, en tierras niponas los aficionados y los dibujantes amateur pueden acudir a la Comiket, un espacio que se destina para la divulgación de la cultura otaku.

Sobre todo, esta convención es un espacio para que los creadores de doujinshi puedan exponer sus trabajos ante la comunidad, y estimando que se venden 10 millones de obras doujinshi al año, podemos ver lo populares que son este tipo de publicaciones. Cada vez más personas se interesan por el mundo del fanfiction y los doujinshi, y a cada momento surgen más creadores y lectores.


El fandom y la creación de fanfictions

¿Qué sería de las obras de fanfiction sin las bases de fans? La palabra “fandom” es una contracción de un término anglosajón para referirse al “fanatic kingdom”, que en español sería “el mundo de los fanáticos”. De esta manera, cada anime, manga o cualquier otro medio audiovisual llega a tener una base de fanáticos —unas mayores y otras menores, dependiendo de la popularidad de cierta serie—, y entre sus actividades suele encontrarse esto de crear fanfiction. Con la facilidad que nos da internet para hacer nuestras propias publicaciones, la cosa va en aumento, pues gracias a este medio ha sido posible hacer llegar más obras de este estilo al público, casi sin censura.

Existen tipos de fandoms que llegan a ser tóxicos, es cierto, pero siempre funcionan como una herramienta social y la fuente de ingreso —si es que buscan ganar dinero— para los creadores de fanfictions y doujinshi. Generalmente, son las personas las que más consumen este tipo de material, motivo suficiente para que esta práctica vaya creciendo y ambos mundos se alimenten entre sí.


Palabras finales

Como pudimos leer, la práctica de las ficciones escritas por fanáticos se remontan a muchísimos años atrás. Cada uno de nosotros percibe las obras de una manera diferente, pero también influye el hecho de pensar cómo sería una historia sí ésta tomase un rumbo diferente a la que le dio el autor original, lo cual termina siendo un buen ejercicio para alimentar la imaginación y hasta puede ser la entrada de muchas personas al mundo de la ilustración o la literatura.

Como somos curiosos, nos gustaría saber si entre los lectores de Honey’s Anime siguen o escriben algún fanfiction… ¡quizás hasta inspirado en nuestra amada Honey-chan! Agradeciendo por el tiempo prestado, ¡nos vemos en la próxima!

genshiken-wallpaper-560x350 ¿Qué es fanfiction? [Definición] “¡Mi historia es mejor que la original!”

Escritor

Autor: Yuichi

Mexicano. Soy Victor Barba, un informático de profesión y friki por decisión. Mis grandes aficiones son el anime, el manga, los videojuegos, el cine y la literatura, pero por sobre todo la escritura. Mi gusto por los videojuegos y el anime viene desde muy temprana edad, gracias a mi hermano mayor, y aunque no me considero un otaku tengo en cuenta que el anime tiene un gran potencial para tratar temas que se dificultarían incluso en otros medios. Tengo una debilidad por los animes de corte psicológico. Escritor sin remedio, con un gusto por compartir mi visión de la animación japonesa y los videojuegos con todos aquellos interesados en esta tanto mundo friki, espero que disfruten leyendo los artículos tanto como yo disfruto al escribirlos.

Artículos escritos

Los 5 mejores animes según Yuichi



Entrada recomendada

¿Qué es Doujinshi? [Definición] “No hay mejor historia que la hecha por uno mismo”

genshiken-wallpaper-560x350 ¿Qué es fanfiction? [Definición] “¡Mi historia es mejor que la original!”

Entrada recomendada

Los 10 mejores doujinshis