¿Qué es OELVN? [Diccionario Gamer] “No todo pasa por Japón”

Como todos ustedes saben, en Honey’s Anime nos dedicamos a los animes, mangas y novelas ligeras; en cuanto a videojuegos, hablamos de todo un poco, pero también nos interesan mucho las novelas visuales, que generalmente se convierten en material para varios otros formatos antes mencionados. Sin embargo, esta vez nos toca hablar de un tipo de novelas que seguramente nunca llegarán a convertirse en manga o anime, pero que son de similar calidad a las orientales.

Dentro de las novelas visuales, existe un género que son las OELVN, ¿pero sabes qué rayos es eso? Si la respuesta es “no”, déjanos explicarlo en lo que queda de artículo. Y si la respuesta fue “sí”, también te invitamos a seguir leyendo algunas peculiaridades sobre este formato.



Las novelas visuales fuera de Japón

La sigla OELVN significa “Original English Language Visual Novel”, o en español, “novela visual original en idioma inglés”. Sencilla explicación, ¿verdad? Obviamente, las novelas visuales que nacieron en Japón son lanzadas en japonés, por lo que muchas tardan meses o años en ser traducidas oficialmente, mientras que otras llegan a nosotros gracias a fans dedicados que las traducen… ¡pero la mayoría mueren sin siquiera tener traducciones!

Claro está que los amantes de este género de videojuegos basados en texto estamos por todas partes del mundo, así que la demanda es alta, aunque no todos pueden darse el lujo de jugar algo en japonés y entenderlo lo suficiente. Es que, mientras un juego basado en la acción sí podría entenderse relativamente mientras nos guiamos por la intuición y el sentido común a la hora de los botones, en una novela visual, no entender la trama es perderse el 90% de la gracia.

Como en todo arte, lo único mejor que apreciar una obra es sentirse con la capacidad de imitarla e inspirarse en ella para crear algo propio. Así es que nacen las OELVN, creados fuera de tierras niponas y lanzadas en inglés, un idioma que para todos resulta familiar. Ya, no todos saben inglés, pero es más fácil traducir letras que kanjis, y es más fácil encontrar un amigo o familiar que traduzca del inglés que del japonés.



Diferentes, pero tan iguales…

Lo bueno de las OELVN es que tienen todos los elementos que caracterízan a este tipo de juegos, por lo que es sencillo entenderlas y disfrutarlas. No obstante, tienen un valor cultural y emocional que puede llegar a ser superior al de un juego creado en Japón. Para nosotros, un montón de situaciones e historias se nos hacen “familiares” por ver tanto anime, leer tanto manga o hasta —en el caso de los más afortunados— haber visitado Japón, pero muchas otras tienen esa frescura de no tener nada que ver con eso sino relacionarse más con elementos occidentales.

Por un lado, una novela visual occidental puede buscar camuflarse entre las japonesas para obtener mejores resultados y captar más gente, añadiendo como facilidad que ya tenemos un idioma entendible. Por otro, muchos juegos simplemente echan por la borda todas esas historias de mitología, romances escolares o sexo con lolis; varias OELVN apelan a situaciones típicamente occidentales para enamorar a quienes nunca jugaron una novela visual japonesa, funcionando así como punto de entrada para esos que sí quieren disfrutar de una buena historia, pero sin caer en el fanservice para otakus.

Las OELVN han demostrado ser todo un negocio pero también una herramienta, llevando historias que cumplen fines específicos —educativos, culturales, etc— a jóvenes que seguramente no se hubieran detenido a ver otra cosa que no tenga waifus.


El estigma del fanservice Ecchi y los grandes ejemplos de OELVN

Últimamente hemos visto una explosión en juegos de este género, principalmente porque poco a poco los sitios de prensa especializada han prestado más atención a juegos independientes. Es que sí, muchas OELVN —por no decir que todas— son creadas por estudios independientes o programadores aficionados, que muchas veces comparten sus obras en foros, sitios como itch.io o campañas de crowdfunding.

El primer juego que recomendamos es Dream Daddy: A Dad Dating SImulator, una típica novela visual donde tenemos que enamorar a una serie de personajes, decantándonos por el que más se ajuste a nuestros gustos. Lo “distinto” de este juego y uno de los motivos por los que destaca en un principio es que toca dos temas poco explorados por estos lares: el amor homosexual (por más que el Yaoi es súper popular entre otakus), y las relaciones que no son entre adolescentes. Dream Daddy nos pone al control de un hombre con una hija, con el objetivo de hacer que alguno de otros galanes maduros caiga a nuestros pies.

Si seguimos con las historias donde tenemos que manejar un harem, pasemos a Doki Doki Literature Club, que supuestamente inicia como una historia de romance escolar pero poco a poco se va tornando en algo bastante más oscuro. Evidentemente, este es uno de esos casos mencionados en que una OELVN busca pasar desapercibida entre la oferta nipona, así que se volvió un juego obligado para los ávidos del género. Con su historia, llamó tanto la atención que mucha gente lo tuvo como su primer contacto con una novela visual, y por eso vale la pena reconocerlo.

Para escapar a las OELVN con demasiadas huellas de su inspiración nipona, terminamos esto con Butterfly Soup, una historia tierna sobre un grupo de chicas beisbolistas en el que el amor homosexual empieza a florecer. Experimentar y descubrirse es tan impactante como si lo estuviéramos viviendo nosotros, con un arte típicamente Indie y con una curiosa mezcla de estilos entre 2D y 3D.

Claramente, ninguna de estas recomendaciones tiene los típicos ribetes Ecchi que bordean el Hentai, sino que simplemente tocan historias donde el sexo y el romance son una posibilidad. Este tipo de juegos siempre han destacado por eso, ya que para otro tipo de historias quizás conviene más otro tipo de mecánica. Lastimosamente, mucha gente asocia a las novelas visuales con contenido pornográfico, dejando de lado que son una plataforma para cualquier otra, con historias de todo tipo. Lo bueno es que las OELVN están en inglés y muchos de nosotros podemos acceder a ellas.


Palabras finales

Ahora que sabes qué es una OELVN, puedes agregar este tipo de juegos a tu repertorio para al menos probarlos, ya sea por experimentar el género si es que nunca lo has hecho, o por ver qué tan distintas de las japonesas pueden ser. Como nos gusta el debate, y apuntando a quienes juegan frecuentemente este género, ¿prefieren las OELVN o las novelas visuales japonesas de toda la vida?

En un idioma que todos ustedes entienden, Honey’s Anime pone punto final a otro artículo y se despide de su público. ¡Hasta pronto, jugones curiosos!

098 ¿Qué es OELVN? [Diccionario Gamer] “No todo pasa por Japón”

Escritor

Autor: Doku

¡Hola, querido público! Mi nombre es Damián, pero de toda la vida he sido -Doku-, un gamer nocturno y amante del surf, las aventuras al aire libre y la buena música... ah, claro, ¡también me gusta el anime! Desde ya, estoy encantado por aportar a vosotros mi granito de arena en esto de recomendaros series, juegos y tal, pero tampoco dudéis en dejarme títulos para investigar en los comentarios.

Artículos escritos

Los 5 mejores animes según Doku



Entrada recomendada

¿Qué es una novela visual? [Definición] “La mezcla perfecta entre videojuegos y anime”