[El flechazo de Bee-kun] 5 características destacadas de Erika Aoyama (Animegataris)

¡Alabados sean los que inventaron el anime! ¿Por qué decimos esto? Porque el anime crea un mundo de fantasía divertido, con sus propias reglas; además, nos desenchufa un poco de la realidad y nos permite relajarnos, sumado a que podemos compartir este gusto o pasión con otra gente que también está en “la misma onda”, generando amistades que pueden durar toda la vida.

Animegataris es una historia que trata, justamente, de todo esto. De cómo se vive la experiencia de ser un fanático y cuáles son las acciones más comunes —y no tan comunes— de los otakus. Y, por si esto no fuera poco, dentro del grupo de protagonistas tenemos una diosa singular, que más allá de ser una belleza es una aficionada al cosplay y al merchandising: Erika Aoyama.
Este ángel nos cautivó de tal manera que no tuvimos otra opción que estudiarla un poco. ¡Veamos qué se esconde detrás de esa preciosa sonrisa y esos ojazos color aguamarina!

  • Episodios: 12
  • Género: Comedia, Parodia, Escolar
  • Emisión: octubre 2017 a diciembre 2017.
  • Productores: W-Toon Studio, DMM.futureworks, JY Animation


Introducción a Animegataris (Libre de spoilers)

Minoa Asagaya es una simpática estudiante de primer año que desde hace un tiempo sueña con una escena de un anime sobre un robot, una chica que canta y ángeles que flotan por el cielo. Aún con la idea fija de averiguar el oscuro título, las dudas de Minoa llegan de forma indirecta e inesperada a los oídos de la elegante y bellísima Arisu Kamiigusa.

Arisu, sin ningún miramiento, la fuerza a una cita a solas, luego de clases y en un sitio reservado. Con mucho recelo, pero curiosidad, Minoa acepta y, para su gran sorpresa, descubre que la pomposa Arisu es una otaku de primera. Sincerándose con la fanática, nuestra protagonista le confiesa que solía consumir anime de niña pero que ella solo quería saber sobre sus extraños sueños. Descubriendo que no existe club de anime en su instituto, deciden armar uno sumando a todo aquel que comparta la pasión de ver, investigar y comentar sobre estas series animadas. ¡Quizás así Minoa pueda sacarse la duda!

Biografía de Erika Aoyama

Estudiante de tercer año del colegio secundario Sakaneko, Erika es una muchachita de ojos verdes esmeralda y cabellos aceitunados. Súper bonita, delgada, y bastante coqueta, suele estar de muy buen humor, tener una palabra de aliento para quien la precise, poner paños fríos a situaciones candentes y plantarse frente a los problemas cuando lo cree necesario. Aunque se note que es una chica madura no es de la clase de personas que niegue sus gustos por vergüenza, ni tampoco es alguien serio que no disfrute los momentos o que no se ría a carcajadas.

La experiencia que le ha dado el haber vivido en los Estados Unidos por un tiempo ha generado en ella una capacidad para sociabilizar sin ningún problema. Dueña de una forma de ser amigable y conciliadora, el papel de presidenta del club de anime escolar le calza perfecto. Fanática, también, de todo lo que se relacione con magical girls y el cosplay, Erika maneja tanto la faceta de chica popular como la de otaku de manera híper equilibrada. En otras palabras: ¡es perfecta!

Características más destacadas de Erika Aoyama

1. Una chica que sigue las reglas

Desenvuelta, pero no por ello alocada, la preciosa Erika es de lo más ubicada. Por ejemplo, en el primer capítulo, cuando una compañera de la escuela la ve pasar en su bicicleta, le pide que la suba y que también la acerque al colegio. Nuestra preciosura esmeralda, con simpática voz, le niega el aventón alegando que ir de a dos en un mismo vehículo está prohibido. Refinada, aunque imponente, esta característica de inflexible puede haber ayudado a su elección como presidente del club de anime, no por ser de un grado superior sino también porque se nota que no tiene problemas en cuanto a administración y orden.

Dueña de una gran retórica, elegante y con una imagen madura, es perfecta para cumplir el rol de mayor peso en cualquier comisión o junta. Tanto así que, cuando la novata agrupación se vio en problemas de disolución por culpa del concejo estudiantil, la mandataria les plantó cara, pidiendo explicaciones del por qué tan injusta decisión. Claro que no fue tan bien como esperaba… sin embargo, nunca se cierra una puerta sin que se abra una ventana.

2. Desenfadada y buena onda. Es, simplemente, cool

Más allá que sea una senpai del último año, la forma en que usa el uniforme escolar desabotonado, con la falda corta y medias abullonadas, nos da la pauta que es una chica que no le preocupa mucho el qué dirán. ¡Erika prefiere la comodidad sobre el protocolo! Además, sin abusar de su posición de alumna de grado superior, deja que sus compañeros de club la llamen por su primer nombre y no por su apellido.

Generando amistad por dónde vaya, cuando el grupo de otakus se ve entre la espada y la pared por la posible disolución del club, es ella quien levanta la moral invitándolos a todos a pasear por Akihabara. Hasta en los momentos que parece no interesarse por los otros, termina pensando en ellos. Por ejemplo, cuando su grupo sufre una nueva caída, y el consejo casi logra cerrarlo por segunda vez, la hermosa presidente no dudó en vestirse de cosplay y repartir propaganda a favor del club estudiantil. ¡Hasta llegó a jugar baseball con tal de ayudar a sus compañeros de hobby!

3. Tiene un pasado escolar oculto

De pequeña, nuestra amada princesa vivió un tiempo en el exterior. Sintiéndose como sapo de otro pozo, la niña pasó un tiempo sin poder encajar con el resto de sus compañeros extranjeros hasta que, un gran día, estos últimos descubrieron que la japonesita era amante del anime. Gracias a su gusto por la animación nipona, Erika pudo hacer amigos fuera de su país. Al regresar a casa, su gusto por las series y el cosplay se incrementaron, con un plus de agradecimiento por haber sido una forma de sociabilizar con otros.

A su vez, hay otra historia oculta que anda pululando por el aire: la amistad de Erika con Tsubaki Akabane, la presidente del consejo estudiantil que hace lo imposible para cerrar el club de anime. Por lo que parece, ambas jovenzuelas eran muy cercanas de pequeñas… y no solo eso.

La hoy presidente del temible consejo gustaba de usar disfraces de series de magical girls e ir a pelear por el amor y la justicia junto a su leal compañera Erika. Por razones de madurez —o alguna otra cosa muy oculta— no solo que las dos chicas se distanciaron, sino que también Tsubaki desarrolló un terrible rechazo a los dibujos animados. ¿Logrará, esta detractora del anime, cerrar el club de fanáticos? Será cosa de seguir la serie para ver quién de las dos termina victoriosa.

4. Es una preciosura color esmeralda

Ya sabemos que no solo cuenta el exterior al momento de enamorarse de alguien, pero no desestimemos tampoco un bello envoltorio. Erika Aoyama es una muñequita de ojos y cabellos verdosos, esbelta y con muy buen gusto para la ropa informal. Con tendencia a usar camisas, pantalones y remeras cortas, no es súper osada ni tampoco es de aquellas que se esconden detrás de largas faldas o blusones. Con un look fresco y divertido, es la chica perfecta para los que adoramos a las personas que irradian juventud y vibras positivas.

En cuanto a su look escolar, al estar cursando el último año toma mucha ventaja de su posición de senpai y se permite algunas libertades, como mantener desabrochado su blazer, un poco de maquillaje, tener la falda sumamente corta y usar medias grandes un tanto abullonadas. Otro lado para resaltar es la manera espectacular con la que luce sus cosplay. Su carita de muñeca y el cuerpo de modelo que tiene son la base ideal para vestirla con cualquier traje de heroína de anime. Sin lugar a dudas, esta niña ha sido muy favorecida por la Madre Naturaleza.

5. Es una otaku empedernida

Desde el primer capítulo que la vemos saliendo de Akihabara, emocionada con su bolsa de merchandising, caemos en la cuenta que es una otaku de primer nivel. Versada en cuanta serie de magical girls uno se imagine, el punto bueno que hay que destacar es que su fanatismo no la ha hace una estudiante hermética, solitaria y rara como muchos de nosotros podríamos imaginar. Al contrario, Erika goza de bastante popularidad en el recinto escolar, además de tener una buena imagen que le permite demostrar que no por ser amante del anime uno debe ser un ser parco e incomprendido.

Otra cuestión a destacar es que, como habíamos dicho en el punto anterior, ¡hace cosplay!, y en el correr de la serie la vemos utilizando distintos atuendos que le quedan fantásticos. Con poses, maquillaje y todo lo que sea necesario para parecerse a los personajes de anime que le gustan, tiende a ser bastante dedicada y perfeccionista en sus representaciones. Es más, se desenvuelve tan bien en el mundo de los disfraces que ha refinado su talento para hacer sus propios diseños de vestimenta.


Palabras finales

El mundo del anime no es tan simple como a primera vista parece. Luego de años y años de existencia, la animación japonesa ha desarrollado su propio universo, con costumbres y reglas que llevan a pensar que, más que un pasatiempo, es un estilo de vida. Millares de personas en todo el planeta ven series de todo tipo, compran mangas, hacen cosplay, tienen colecciones de figuras en sus habitaciones y todo tipo de merchandising que se nos pueda ocurrir. ¡Hasta hay muchos que han estudiado japonés en pos de ver los programas o leer las historietas en el idioma original!

Personajes como el de la preciosa Erika Aoyama, a su vez, nos demuestran que no es necesario ser un fanático antisocial para disfrutar a pleno del gusto por la animación japonesa. Ver series, charlar sobre ellas, ir a convenciones y comprar merchandising es algo que, hoy por hoy, es igual de común como ir a comprar estampillas, coleccionar monedas o tener modelos escalas de trenes. ¡No solo eso! El anime nos permite agruparnos con otras personas que comparten nuestros sentimientos, y generar amistades geniales.

Entonces, ¡A juntarse a ver anime, que todo lo que se hace en grupo siempre es más divertido! Aprovechando el tiempo para buscar gashapones de Erika, los saludamos hasta la próxima. Jya ne!

Anime-Gataris-cd-560x497 [El flechazo de Bee-kun] 5 características destacadas de Erika Aoyama (Animegataris)

Escritor

Autor: Isobel Kurogawa

¡Hola, gente hermosa! Soy una estudiante eterna de letras –¡algún día terminaré esa carrera!– que oscila entre el mundo de la lingüística y el del anime. Nacida en la Patagonia argentina, tuve la gran suerte de poder vivir tres años en tierra niponas. Fanática de la comedia y de pasarla bien, estaré eternamente agradecida a los creadores de Sailor Moon, Dragon Ball y Gintama por regalarme infinidad de risas y momentos adorables. Con la esperanza de, algún día, lograr entretener a las personas con mis historias, paso el tiempo escribiendo mi propio material y disfrutando de las obras del resto.

Artículos escritos

Los 5 mejores animes según Isobel Kurogawa



Entrada recomendada

Los 10 mejores animes sobre anime