¿Quién es Masami Kurumada?

“Para un hombre, las heridas son prueba de su valor, ¡son sus medallas! Para alguien que nunca conoció el dolor como tú, le será imposible obtener la victoria”

Seiya de Pegaso

Destacando en primera instancia los valores y el respeto mutuo, todo envuelto alrededor de unos personajes y escenarios entrañables, Masami Kurumada, nos ha hecho vibrar y sentir como si fuera en carne propia sus historias, inyectandonos a través de ellas la nobleza del espíritu y el poder infalible de la perseverancia para superar los obstáculos de la vida. ¿Pero conoces quien es este mangaka? Ven y acompañanos a descubrir lo que se esconde detrás del creador de Saint Seiya y otras maravillosas historias.

¡Comenzamos!

¿De dónde viene?... Su historia

Masami-san nacio el 6 de diciembre de 1953, en la isla de Tshukishima, municipio de Chuo, Tokio. Fue el único hijo de sus padres, y su entorno se caracterizó por ser un periodo de Japón en medio de la postguerra. A pesar de ello, tuvo una infancia normal de las posibilidades, donde le encantaba leer mangas e historietas y ver series televisivas. En su infancia, fue fanático de iconos del anime como Tetsuwan Atom (Astro Boy), Wakako Sakai (el cual terminó siendo su favorito), entre muchos otros tales como Billy Pack, Nana-Iro Kamen y Shonen Jetto.

La adolescencia de Kurumada marcaría el resto de su vida, ya que a pesar de ser un estudiante promedio y mantener sus calificaciones, fue en esta época, cercana a sus 15 años, donde descubrió la vocación que marcaría el resto su vida, al entrar en contacto con mangas que incentivarian posteriormente su carrera como lo fue Otoko Ippiki Gaki Daishô del maestro Hiroshi Motomiya. Sumado a ello, tuvo contacto con los clubs deportivos, entre ellos el de judo, experiencia que también sumaría al contexto de sus historias posteriormente. Esta época, también marca sus primeros intentos como dibujante y es donde realiza sus primeros experimentos como mangaka neófito, con unos resultados no muy buenos, pero sin desmotivarlo en absoluto.

A finales de la secundaria, alrededor de 1970, se presentó una gran oportunidad en la vida del artista, ya que la Weekly Shonen Jump promovió un concurso llamado Young Jump, el cual era un llamado a los jóvenes amantes del manga, Masami-san tomo esta oportunidad y decidió participar, creando así su primera historia formal inspirada en las bandas juveniles japonesas. Desafortunadamente su obra no fue elegida como ganadora, pero en medio de sus visitas a la editorial, logró encontrar trabajo como asistente para el manga Samurai Giants del maestro Ko Inoue, trabajo que sellaría su destino y su carrera como mangaka.

¿Hacia donde fue?... Sus obras

A pesar de que sus padres no estaban del todo contentos con su elección de carrera, Masami-san tomó la determinación de continuar su camino como mangaka. Después de un tiempo de ser asistente,a sus cortos 20 años de edad, finalmente logra hacer su debut en la Weekly Shonen Jump con la obra Sukeban Arashi, la cual relataba la historia de Rei Kojinyama una adolescente rebelde y Shizuka Ayakoji un chico algo mimado y millonario. Este manga, marcaría la punta del iceberg del resto de su vida como mangaka, aunque tuvo que detenerse repentinamente, debido a la situación país que atravesaba Japón para la época.

Posteriormente, realizó un one-shot llamado Mikeneko Rock el cual fue publicado a mediados de 1975. En medio de todo ello, y en vista de la situación que se estaba viviendo, Masami-san tuvo que acudir a otras fuentes ingreso, mientras paralelamente se instruyó y meditaba en el desarrollo de futuras historias y personajes, lo que marcaría sus siguientes historias. Seguidamente a esta situación, Masami-san ideo su siguiente historia, inspirada en todos estos acontecimientos, fue así como nació Ring ni Kakero obra basada en el boxeo, la cual tuvo un gran éxito en Japón y marcaría su carrera hasta años más recientes, donde fue llevada finalmente a la animación. Paralelamente a esta fue realizando otras obras, tales como: Mabudachi Jingi y Shiroobi Taisho.

En años posteriores, siguió produciendo trabajos hasta diciembre de 1985, donde publicó la que llegaría a ser su obra cumbre, Saint Seiya con la cual logró lo inconcebible al saltar a la pantalla chica a tan solo 10 meses de haber sido publicado como manga. Esta obra, representaría también para Masami-san su expansión al público internacional, ya que la misma se hizo inmensamente popular y se convirtió en una serie icono y de culto para los extranjeros, les apasionara o no el mundo del anime. Masami-san, actualmente aunque en menor cantidad, continua trabajando como mangaka.

¿Qué otras cosas deberíamos saber?... Curiosidades

Masami-san es un artista lleno de sorpresas, y muestra ser una persona bastante peculiar e interesante, pues le gustan cosas como beber todos los días o la película El Padrino, siendo esta última la causa de que en la mayoría de sus fotos oficiales, luzca con ese aire de mafioso millonario. En algún momento se planteó colocarse como pseudónimo Go Saotonome, ya que el nombre Masami, es unisex en Japón, pero a la final terminó decantándose por su nombre real. Otra cosa muy interesante, es que a pesar de siempre involucrar en sus obras rasgos mitológicos, Masami-san no cree en ninguna divinidad.

En lo que a sus obras respecta, guarda aspectos curiosos como colocar un personaje parecido a Seiya de Pegaso como protagonista en la mayoría de sus historias, agregar frecuentemente el papel de una hermana mayor en la mayoría de sus obras como figura para orientar a los personajes o al protagonista. En lo que a Saint Seiya respecta, pensó originalmente en una serie sin poderes, que solo se tratara de un chico estudiando karate, pero terminó agregando mitología griega con la intención de que también llamará la atención del público femenino y le sumo el tema de las armaduras, creando así la historia tal cual y como la conocemos.

Un mangaka hasta la médula

Muchos obstáculos se presentan en la vida, y existen muchas maneras de confrontarlo, y es el momento donde se deben tomar decisiones que pueden afectar no solo tu ritmo de vida, sino todo tu entorno, en especial cuando eres un personaje público como Masami-san. Este señor tiene que enfrentarse día con día a una prueba muy difícil, que nos afecta a nosotros como fanáticos y a él como creador de ilusiones de esas maravillosas historias que nos invitan a explorar otros horizontes.

Masami-san, posee una enfermedad que podría catalogarse como “enfermedad ocupacional”, debido a dibujar tanto en un periodo tan prolongado de tiempo. La misma consiste en que el cartílago de su dedo índice se extinguió por completo a causa del uso constante a la hora de dibujar. La función de los cartílagos en el cuerpo es amortiguar el roce entre los huesos y por lo tanto al este no estar, los huesos del dedo de Masami-san, se rozan directamente, ocasionando un dolor inimaginable. A pesar de ello, y en aras de impedir que una operación cambie su forma de dibujar, continúa trabajando con esta lesión para traernos más historias y es por esa razón que lo consideramos un “mangaka hasta la médula”, por la valentía de continuar con su trabajo.


Palabras finales

Masami Kurumada-san, ha mostrado ser un artista que posee el mismo espíritu de sus obras, ya que es un artista completo y que perseverar para lograr sus metas y alcanzar el éxito sin que nada lo impida. Muchos otakus hemos tomado sus obras como inspiración, para enfrentar el día a día y lograr alcanzar nuestros sueños, pero si era necesario una muestra de la vida real, tienen de ejemplo al artista que se esconde tras las historias tan fascinantes como Saint Seiya.

El conocer e instruirnos acerca de nuestros mangakas favoritos, nos revela una vertiente de esas historias que nos encantan, pero que no se ve a simple vista. Todas estas historias son un pedacito de vida de los artistas, quien con pluma en mano, nos invitan a soñar. Esperamos que hayan disfrutado tanto como nosotros descubrir ¿quién es Masami Kurumada? Y esperamos que nos acompañen en una próxima ocasión.

Nos despedimos, ¡ja ne!

Saint-Seiya-crunchyroll-560x315 ¿Quién es Masami Kurumada?

Escritor

Autor: Ysheel C.

Mi nombre es Ysheel C. y para mi es un gusto compartir con ustedes mi pasión por el anime y la enseñanza que este me ha dejado. ¡Liberate! De tus problemas porque pase lo que pase todo estará bien, confía en el corazón de las cartas del juego que es tu vida y prepara a tus problemas para que ellos te teman y tu no a ellos. Recuerda además, que cada vez que no comentas uno de mis artículos, una abejita amiga de Honey-chan muere en algún lado, ¡ten la conciencia limpia! Nos estaremos leyendo ¡Ja ne!

Artículos escritos

Los 5 mejores animes según Ysheel C.